ChilArte

1ª FERIA DE ARTE EN PANDEMIA

Presencial - Virtual · Stgo., Chile

Lunes a Domingo, 10 a 19 hrs.
Local 481, Distrito de lujo, Parque Arauco

¡Conoce a los expositores del séptimo ciclo CHILARTe!

Del 7 al 20 de octubre, CHILARTe, la primera feria de arte presencial en pandemia de Chile, presenta su séptimo ciclo de exposiciones, en el que participan las y los artistas Luis Núñez, Lorena Droguett, María de los Ángeles Cornejos, María Eugenia Villaseca, Mery Avaca de O., María Abaddon, María Lazo, María Rosmanich y Marlis Lund. Sus obras estarán expuestas en nuestra sede (Local 481, Distrito de Lujo, Parque Arauco, Santiago de Chile), y también se pueden ver y adquirir en nuestra tienda web, junto a las del resto de artistas seleccionados por convocatoria abierta e invitados especiales.

La inauguración es el sábado 9 de octubre a las 11:00 horas.

En este nuevo ciclo expositivo de la feria también se presentan como invitados especiales las artistas Jessica Restovic y Carolina Oltra, así como Pitzi Cárdenas y Sebastián Leyton, representados por Espacio O y como parte de la participación de la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo (AGAC) de Chile a lo largo de CHILARTe.

María Abaddon - Chilarte

Sobre los expositores

Desde la pintura de taller, pasando por los grabados y hasta los murales instalados en distintos puntos de Chile, Luis Núñez San Martín enfrenta cada trabajo con la misma urgencia de generar un vínculo con el espectador, un intercambio de emociones en el que espera que, por al menos un instante, se pueda conectar con sus propios mundos internos.

Pintor autodidacta, chuquicamatino de nacimiento y antofagastino por crecimiento, el artista presenta en CHILARTe su serie Vida Útil, que engloba dos de las principales características de mi obra: el descubrimiento de la belleza en elementos y artefactos con una vocación meramente utilitaria, y la incorporación de sus partes reales, haciéndose parte de la obra misma.

A Lorena Droguett siempre le gustó pintar. En su niñez, fue becada por el Bellas Artes del Palacio Baburizza, pero nunca pudo dedicarse a plenitud a la pintura. “Me gusta pintar de todo menos flores. No me agrada como me salen. Lo que yo quiero conseguir es recrear la realidad con una mirada propia, pero de una manera que sea reconocible por el resto”, declara la artista, que presenta en CHILARTe una serie de bodegones con temáticas chilenas, que se distinguen por incorporar el mimbre o tunas, por ejemplo. “Creo que se consigue una buena mezcla entre lo clásico de la pintura y lo típico chileno”.

Cerámicas Pandémicas, de María Abaddon (Lima, 1988 – no binaria), es una serie de piezas de cerámica realizadas durante los primeros meses en los que el confinamiento fue declarado. “Quedándome encerrado sin poder salir más que a 500 metros de mi casa, comienzo a volcar mis sentimientos en torno a la coyuntura sobre la arcilla, buscando la relajación a través del modelado. Fallo estrepitosamente en el intento de encontrar la relajación, pero continúo con la exploración de formas orgánicas a través de la arcilla. El resultado son diferentes piezas hechas de forma casi ritualista durante largas madrugadas tratando de no pensar en la muerte”.

María Lazo - Chilarte

María Claudia Lazo Varas es artista visual especializada en escultura y tapicería. Su obra se centra en el constante diálogo con diferentes materiales orgánicos, texturas, pliegues y recónditas formas encontrados en bosques nativos o submarinos. En sus obras se observa y siente un sentido profundo de la naturaleza en su forma autopoiética de ser, formarse y regenerarse. La artista utiliza ramas, troncos, hongos de árboles nativos y algas petrificadas para crear de forma incesante una nueva forma conjunta.

A través de un gesto personal y cotidiano como es la práctica del bordado, el trabajo de María de los Ángeles Cornejos intenta construir una relación con el espacio indeterminado, abierto y lejano del afuera, reivindicando el ritual cotidiano del hacer como forma de habitar el mundo. La continua mirada de un mismo lugar y el hacer son conjugados para construir un lugar que permite pensar la realidad desde su lejanía, imaginarla, proyectarla o desearla, al tiempo que propone un horizonte como presencia de otro lugar, donde lo visible toca lo invisible, y donde el ser humano es expuesto a su propia subjetividad, a su propia existencia; un vacío que permite a cualquier sujeto imaginar el afuera, encontrarlo, descifrarlo, sublimarlo, objetarlo y reconstruirlo, y por tanto reconstruir la propia realidad.

Una operación estética que en el fondo es una operación de censura. Así podemos resumir la propuesta de María Eugenia Villaseca quien, recordando íconos infantiles provenientes de su vida temprana, así como empleando formas fálicas despojadas de revestimiento, despliega un trabajo gráfico y objetual en el que la dinámica del ocultamiento de contenidos, transfigurados en el cuerpo de las obras, surge como principal argumento.

María Eugenia Villaseca - Chilarte
Marie Rosmanich - Chilarte

Las obras de Marie Rosmanich surgen, extrañamente, en base a fotografías encontradas, ajenas, que sirven como correlato objetivo de su propia infancia. El reconocimiento en la imagen es, para el espectador, un extrañamiento de la situación, tanto por la pérdida de la infancia y su recuperación soñada en la pintura. Pero esta reproducción, en vez de ser la copia fiel de la fotografía, le quita la precisión del tiempo y el espacio, abriendo un distanciamiento que se mueve entre lo propio y lo inapropiable. Marie tiñe todas las escenas con un color plano de fondo, que funcionan como una nada de la cual surgen repentinamente objetos, escenas de familia y rostros desfigurados o confusos.

El trabajo de Marlis Lund se ha centrado en los últimos años en el estudio de la luz, su comportamiento, sus características y sus diferentes manifestaciones. “La luz es un elemento que se encuentra presente en cada momento de nuestras vidas; nos permite que los objetos sean visibles, es responsable de ciclos biológicos y es una fuente de energía por excelencia. Depende de cómo manipulemos la luz, cómo percibiremos nuestro entorno”, declara la artista.

En las obras que presenta en CHILARTe la luz se manifiesta de manera indirecta, como un reflejo. Los colores se proyectan en los relieves blancos creando una especie de atmósfera cromática. “Me atrae la idea de que la percepción de mis pinturas pueda cambiar todo el tiempo, de acuerdo a la forma en que el espectador se aproxime o en la forma que esté iluminada. Me interesa la idea de pensar una obra como un organismo vivo, que reacciona de forma flexible a su entorno”, precisa.

Pintora autodidacta, Mery Avaca de O. comenzó a participar en el 2000 en talleres de dibujo y pintura en Quito, Ecuador, donde residió temporalmente y se vio influida por la riqueza cultural de dicho país, si bien su mayor fuente de inspiración son los paisajes de Chile.

“Mi tema es lo cotidiano, lo vivido; mis bodegones incluyen objetos preciados y significativos y, a través de mis paisajes, pretendo la evocación de lugares, vivencias y recuerdos. Me interesa plasmar la belleza de la naturaleza para encantar al mundo, sumándome así al llamado mundial de valorar y preservar nuestro planeta y sus recursos.

Marlis Lund - Chilarte
Carrito de compra