ChilArte

1ª FERIA DE ARTE EN PANDEMIA

Presencial - Virtual · Stgo., Chile

Lunes a Domingo, 10 a 19 hrs.
Local 481, Distrito de lujo, Parque Arauco

Conoce a los artistas del último ciclo de CHILARTe - Santiago 2021

Del 2 al 31 de diciembre, CHILARTe presenta en Santiago al último grupo de sus expositores, cerrando así lo que ha sido un semestre de visibilización y celebración del arte contemporáneo nacional. En este ciclo de clausura participan Mercedes Fontecilla, Rodrigo Vicencio, Roberto Acosta, Sandra Santander, Sol Guillón, Soledad Rodríguez, Tatiana Sardá, Valeria Sims, Vesna Cotoras, Virginia Guilisasti y Viviana Miranda.

La inauguración es el sábado 4 de diciembre a las 11:00 horas.

Junto a los artistas seleccionados por convocatoria, exponen en calidad de invitados Jorge Mira y Fernando Soro.

Mercedes Fontecilla - Chilarte
Roberto Acosta - Chilarte

Sobre los expositores

El cuerpo de obra de Mercedes Fontecilla transita por la pintura, el dibujo, la fotografía, el videoarte, instalación, performance y site-specific. En sus prácticas artísticas aborda temas como la ecología, la naturaleza, el territorio y la memoria. “Palpar la materia -de lo que están hechas las cosas- me impulsa a crear imágenes, resultantes de esa exploración. Desde allí surge el imaginario que configura mi obra: dispositivos sensoriales que buscan alcanzar la percepción intuitiva del observador”, dice la artista, cuya obra forma parte de colecciones privadas en Chile, Estados Unidos, Irlanda, España, Italia y Turquía.

Roberto Acosta es artista visual y grabador formado en la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar. Desde el año 2003 ha desarrollado su actividad artística en la región de Valparaíso. Ha participado en diversas exposiciones y bienales tanto en Chile como en el extranjero, y recibido premios y menciones por su obra gráfica. En la actualidad dirige el Taller de Grabado Casaplan, en Valparaíso. El artista se interesa en la xilografía tanto por considerarla una técnica simple en cuanto a su materialidad, herramientas y soportes, como por la complejidad que puede alcanzar en cuanto a lenguaje visual. En el último tiempo se ha dedicado a investigar posibilidades expresivas a través del cruce con la fotografía e imágenes realizadas digitalmente, que luego transfiere a la madera. Al vincular los nuevos medios con una de las técnicas más antiguas de grabado, busca explorar nuevos lenguajes para la xilografía.

Sandra Santander - Chilarte
Rodrigo Vicencio - Chilarte
Sol Guillón - Chilarte

En sus pinturas, Rodrigo Vicencio representa el cuerpo humano desde su interés en la naturaleza y, específicamente, en la anatomía de los seres vivos. Mediante figuras biomórficas y retorcidas, busca comprender la belleza de los movimientos corporales y sus posibilidades de expresión. “Utilizo el dibujo como herramienta de repetición formal para elaboración de lo que denomino forma pura. En definitiva, creo que el arte es un modo de organizar la experiencia en el presente”, señala el artista.

La escultora Sandra Santander trabaja con maderas y elementos naturales recolectados de su entorno que, sin imitar a la naturaleza, la transforma y la evidencia en un proceso de apropiación y pacto. De vertiente naturalista, su obra escultórica encuentra su sustento conceptual y formal en la naturaleza, principalmente en los elementos del paisaje y en el mundo vegetal, cuyos gestos, formas, vetas y poros intentan descifrar los mensajes de la tierra que reverberan al paso del tiempo. Sandra vive y trabaja en la ciudad de Concepción.

Artista miembro de la APECH-AIAP, Sol Guillón es diseñadora y tiene 20 años de experiencia como docente en diversas universidades de Santiago de Chile. “Llegué a la escultura de una manera natural”, relata. “Pasé de trabajar con planos virtuales en 2D para mis pinturas o diseños, a llevarlos a una realidad tridimensional en donde utilizo la sucesión de planos que arman un total, una especie de extrusión, pero donde cada plano aporta una novedad en la lectura del total”, explica.

Tatiana Sardá - Chilarte
Soledad Rodríguez - Chilarte

Las imágenes de los grabados de Soledad Rodríguez se inspiran en las formas de la naturaleza. Biológicas y abstractas, evocan formas de vida y son interpretadas desde su textura, forma, estructura y materia. Por momentos, hay imágenes que parecieran estar en un micro mundo, otras en el macro mundo, dependiendo desde que ángulo se las observe.

“Hay una dualidad entre lo fluido y lo estático, formas definidas y otras irregulares; lo que busco es establecer una unión entre un mundo más ligero, espontáneo y otro estructurado, ordenado. Vincular el caos y el orden”, dice la artista respecto a sus composiciones elaboradas con diferentes técnicas de grabado, como monotipia, tetragrafía, colagrafía y chine-collé. “La obra se va formando por capas”, explica. “Primero comienzo con los colores, haciendo aguadas y formas circulares que van desregulándose; luego de esto se empieza a estructurar la imagen y aparecen formas más definidas, para finalmente terminar en un tramado de conexiones vinculantes”.

Tatiana Sardá Yanten es artista visual con mención en fotografía por la Universidad de Chile y Profesora de Artes Visuales y Fotografía. Es Directora de Centro Imagen Sur (@centroimagensur), plataforma de difusión y educación de fotografía, e integrante de Culebra Colectiva, Miram y Diversifyphoto. Tiene un ©Magister en Educación, mención currículo y comunidad educativa, Universidad de Chile (2019-2021). Ha participado en más de 30 exposiciones y proyecciones colectivas desde el año 2003 en Chile, Colombia, Brasil, España, Suecia, Italia, Nigeria, Finlandia, entre otros.

Su trabajo fotográfico propone construcciones visuales que expresan sus inquietudes y reflexiones en torno a la identidad y el espacio. Su interés por los bordes psicológicos y espaciales nacen de una mirada crítica sobre nuestra manera de relacionarnos tanto en el espacio privado/familiar como en espacio social/geográfico.

Ritos y repeticiones son parte de una memoria conjunta en el imaginario fotográfico íntimo y social. Las fotografías familiares registran momentos históricos para cada grupo ligado por la sangre o cruzado por la convivencia. Narran momentos de vida, celebraciones, eventos o situaciones comunes, pero que contienen herencia. La apropiación de mi archivo familiar, con el recorte de los rostros de mis antepasados, y la yuxtaposición de estas imágenes de archivo con nuevas fotografías de mi autoría, que muestran mi cotidiano presente; me permito contar una pequeña historia de memoria personal e identidad múltiple”, explica.

Vesna Cotoras - Chilarte
Valeria Sims - Chilarte

A través de la pintura, Valeria Sims representa la emocionalidad detrás de una construcción que, al primer impacto y debido a su materialidad, puede parecer fría y dura, pero que, al habitarla el hombre, se transforma en una extensión de nosotros mismos. Sus composiciones pictóricas buscan lograr una conexión con la parte humana que hay detrás de una construcción; durante este proceso investigativo, la artista se pregunta quiénes fueron partícipes de su origen, quiénes, a través de su imaginario, lograron hacerla realidad, quiénes con sus manos les dieron forma. 

“En el afán por comprender el funcionamiento de mis propias conexiones mentales al trabajar en el taller, me di cuenta que después de haber intentado representar, a partir de mi imaginario, los ‘recorridos del pensamiento’ -por medio de diversas técnicas como pintura, grabado y dibujo-, finalmente era más efectivo descubrir cómo pensaba a través de la experiencia, entendiéndola a partir de lo que planteaba el filósofo norteamericano John Dewey, para quien la mente conoce a través del cuerpo”, señala Vesna Cotoras.

La artista entiende su obra como una base articuladora que le permite indagar en la propia mente, empleando los materiales como un laboratorio de experimentación y dando valor tanto a los procedimientos llevados a cabo -con sus manos como herramienta-, como al azar, a la incertidumbre y al tiempo del proceso.

Virginia Guilisasti - Chilarte

Dentro de las obras de Viviana Miranda siempre ha estado presente la figura humana y la figura animal. En particular, el proyecto “Mujer Africana” consiste en una serie de retratos de mujeres de diversas tribus, donde resalta la variedad de colores y texturas de su ornamentación, ya sea vestimentas, pinturas corporales o joyerías, como modo de expresión propia de su etnia y de sus relaciones sociales. Con el tiempo, y luego de grandes cambios de vida, emocionales y geográficos, la artista supo que pintar sería un aspecto importante en su vida y en su desarrollo como mujer creadora.

Virginia Guilisasti vive y trabaja en la localidad de Matanzas, región Bernardo O’Higgins. Se define como recolectora de restos de cosas que encuentra en su cotidiano rural. Investiga viviendas en estado de ruina y alrededores, donde encuentra materiales relacionados al mundo doméstico: alambres, espejos rotos, astillas, vidrios, cauchos, telas, papel mural, latas, zinc, cementos, baldosas… Materiales derruidos por el paso del tiempo y el abandono. “Me interesan los fragmentos que conservan sus señas locales, es decir, pueden estar quemados, agrietados o con fisuras, oxidados, pintados, quebrados, empapelados, rayados, clavados, cubiertos de polvo o desintegrados. Son piezas únicas que exudan su historia y memoria, y que se caracterizan por su fragilidad, equilibrio y misterio”, explica la artista.

Fernando Soro y Jorge Mira - Chilarte
Fernando Soro - Chilarte

Fernando Soro y Jorge Mira, artistas invitados

Fernando Soro comenzó a fotografiar cuando aún era un niño. Luego estudió fotografía en Hamburgo mientras se desempeñaba como director de la Oficina Comercial de ProChile en esa ciudad alemana, y un día, casi sin darse cuenta, tomó un pincel y pintó sobre una de sus fotografías.  Luego sobre una tela de algodón, también sobre un trozo de madera o un macetero. 

En la fotografía, Soro intenta captar los colores, las sombras y lo que depara la luz en ambientes urbanos. La gente, los reflejos, las sombras, la arquitectura en abandono y su inigualable belleza, la pobreza, la muerte, la ecología, la paz y el amor son temas que se repiten, y que no se eluden, en el trabajo de Soro.

Para CHILARTe presenta varias de sus obras, junto a colaboraciones con el dibujante Jorge Mira, conocido por su excepcional realismo sea en grafito, lápiz de color, pastel o marcadores. El artista comenzó a exponer sus retratos, animales, objetos y vehículos en 1982, “siempre como un hobby de tipo familiar”, según cuenta. Pero en el año 2006 profesores de arte de la Universidad Austral de Chile lo alientan a comenzar a exponer, dada la calidad artística de sus trabajos.

De profesión economista, ha desarrollado su arte de forma intermitente debido a que sus actividades profesionales han ocupado la totalidad de su tiempo. En la actualidad, producto del confinamiento por la pandemia, ha recomenzado, ahora en forma más definitiva.

Carrito de compra